Conseguir financiación para tu empresa

¿Cómo elegir la mejor financiación para tu empresa?

Cuando una empresa está buscando financiación, puede ser debido a diferentes motivos. En este artículo te ayudaremos a

En el momento de poner en marcha un negocio, conseguir la mejor financiación para tu empresa resulta indispensable para emprendedores, empresarios y autónomos.

Debemos conocer siempre las diferentes formas de financiar un proyecto, sus ventajas y desventajas para tener siempre claro qué es lo que más conviene en cada caso.

Hay muchas formas de conseguir financiación para tu negocio. Uno de los más populares es solicitar préstamos. Sin embargo, también puedes aprovechar los créditos de la empresa o el crédito comercial. En este artículo hablaremos de qué son los créditos para empresas y cómo pueden ayudarte a conseguir la mejor financiación para tu empresa.

Los créditos de empresa son una forma de financiación que suele extender una empresa a otra empresa o a un individuo dentro de esa empresa. Este tipo de financiación suele utilizarse para mejorar el flujo de caja entre dos empresas y, a menudo, se utiliza como una manera de mejorar las relaciones entre diferentes empresas que han estado haciendo negocios entre sí durante algún tiempo.

Las instituciones financieras que brindan financiamiento comercial generalmente se clasifican en dos grupos: los proveedores de crédito para pequeñas empresas y los proveedores de crédito para grandes empresas.

Las compañías financieras más pequeñas se enfocan en otorgar préstamos a empresas más pequeñas. Tienen un enfoque más personal y están más dispuestos a asumir riesgos, lo que puede convertirlos en una buena opción para empresas nuevas o pequeñas empresas. Las compañías financieras más grandes otorgan préstamos a empresas más grandes y establecidas con mejores puntajes crediticios.



Antes de comenzar a buscar financiación, es importante conocer las necesidades y objetivos de tu empresa para encontrar el mejor tipo de financiación disponible.

La financiación es el proceso de proporcionar dinero u otros recursos a una empresa. Los recursos pueden ser en forma de efectivo, préstamos o acciones.

Hay muchas formas de conseguir financiación para tu empresa. Puedes obtenerlo de amigos y familiares, bancos, business angels, capitalistas de riesgo o incluso sitios de financiación colectiva.

Hay muchos tipos de financiación comercial disponibles, pero no todos son adecuados para cada situación. Por ejemplo, si necesitas una pequeña cantidad de dinero, una línea de crédito podría ser mejor que un préstamo operativo o un préstamo a plazo. Si deseas pedir prestado más dinero, entonces un préstamo operativo podría ser mejor que las otras dos opciones mencionadas anteriormente.

La financiación contribuye al negocio de inicio a fin, desde su comienzo hasta su desarrollo y expansión. Por esto, vamos a desgranar qué es la financiación y todo lo que engloba, desde cuáles son las fuentes y sus tipos hasta las causas por los que es primordial este sistema.

Actualmente, la financiación bancaria es la fuente de financiación más recurrente y relevante en nuestro país. No debemos olvidar que la financiación bancaria está pensada a deuda y no a capital. Hallaremos diferentes productos para las diferentes pretensiones de financiación de nuestro negocio o proyecto emprendedor.



¿no encuentras financiación? Nos encargamos de todo

¿En qué consiste la financiación de empresas?

La financiación es el sistema que engloba el desarrollo de captación de fondos para poner en marcha, sostener y hacer crecer un proyecto.

Hay diferentes fuentes para hallar elementos financieros, por su origen y duración, y dentro de las fuentes de financiación hay diferentes tipos.

La selección de los tipos de financiación para nuestro emprendimiento va a depender de componentes como la etapa de emprendimiento, la generación de nuestros propios recursos, la aptitud de los socios, los activos de la empresa, etc.

Es primordial hallar la más favorable conjunción viable de fuentes y tipos de financiación para asegurar los elementos al emprendimiento con el menor coste viable.

Principalmente, hay dos características fundamentales por las que una empresa requiere financiación:

  • Para el desarrollo y expansión del negocio: bien abarcando un territorio más grande o ampliando los usuarios potenciales del negocio, en los dos casos la compañía va a necesitar hacer inversiones.
  • Circulante, falta de liquidez: en la dinámica de varios modelos de negocio rentables hay tensiones de tesorería y las adversidades para cumplir las obligaciones a corto período.
como obtener fianciación

Propiedades de las fuentes de financiación según el origen de los fondos

Hay dos tipos esenciales para clasificar y comprender las fuentes de financiación para tu proyecto: el tiempo y el origen de los fondos.

FINANCIACIÓN INTERNA PARA EMPRESAS:

Cuando hablamos de fondos propios (autofinanciación), principalmente estamos hablando de los activos aportados por los socios y de los beneficios que el mismo proyecto genere.

De esta manera disminuye la necesidad de endeudamiento para alcanzar los recursos financieros necesarios creciendo de esta forma la independencia de la empresa.

Las compañías requieren capital financiero suficiente para lograr realizar los pagos a corto plazo. Pero además para hacer inversiones a más largo plazo.

 • Reservas: las compañías reservan una parte de los beneficios generados para tener un remanente en previsión de futuras inversiones.

Aportación de socios: los socios hacen aportaciones al capital popular en diferentes etapas del emprendimiento.

 • Conciliaciones contables: en las amortizaciones o provisiones.

Resultado del ejercicio: es el beneficio neto.

FINANCIACIÓN EXTERNA PARA EMPRESAS:

Son fondos ajenos al emprendimiento y surgen de fuera de la compañía, los podríamos clasificar de la siguiente manera:

Exigibles: desarrollan deuda y su consiguiente coste financiero, estamos hablando de préstamos, líneas de crédito y otros productos financieros.

No exigibles: es decir, a fondo perdido, no tenemos obligación de devolver el capital, (como por ejemplo las subvenciones).

financiación para empresas sin complicaciones

DIFERENTES FINANCIACIONES PARA EMPRESAS SEGÚN EL PLAZO DE TIEMPO:

  • A corto plazo (Permanencia y amortización inferior a 1 año) Dentro de esta categoría estarían por ejemplo el anticipo de facturas, los descuentos comerciales, las líneas de crédito y los préstamos a corto plazo.
  • Largo plazo (Permanencia y amortización superior a 1 año) En este tipo de financiación podríamos incluir los préstamos hipotecarios, los préstamos y arrendamientos financieros a largo plazo.


–          El arrendamiento financiero o leasing:

El leasing es un tipo de financiación empresarial en el que una empresa paga por el uso de un activo a lo largo del tiempo. Los activos son arrendados a la empresa por la empresa arrendadora a cambio de los pagos realizados por el arrendatario.

El arrendamiento es una forma popular de financiación empresarial porque proporciona a las empresas herramientas y equipos sin tener que realizar grandes desembolsos de efectivo. El arrendamiento se puede utilizar para cualquier tipo de activo, desde computadoras hasta maquinaria pesada.

Está basado en un contrato de alquiler con alternativa a la adquisición a favor del arrendatario que puede ejercer la compra al terminar el contrato.

La adquisición en el final del leasing es una alternativa mayoritaria debido a que el valor de la adquisición en ese momento es muy inferior al valor del bien en ese instante.

¿Qué tipos de leasing o arrendamiento financiero existen?

En un leasing o arrendamiento financiero, la sociedad de leasing adquiere un bien que va a ser usado por el arrendatario.

 Hay diferentes factores que constituyen los diversos tipos de leasing:

Leasing financiero. En el leasing financiero los costos de reparaciones y mantenimiento correrán por cuenta del arrendatario del bien. Esta clase de leasing facilita una amortización acelerada.

Leasing operativo. En este tipo de leasing los mantenimientos y reparaciones están incluidos.

 • Lease-back. Consiste en vender un bien del que dispone la compañía a la empresa de leasing empleando más adelante el leasing de este. De esta forma, la compañía propietaria del bien consigue financiación mientras continúa usando el bien mencionado.

¿Qué ventajas tiene Leasing o arrendamiento financiero para poder financiar mi proyecto?

Podemos financiar hasta el 100% de la inversión.

Plazos flexibles en cantidades y el uso de los bienes.

Nos permite mantener la capacidad de endeudamiento de la empresa.

Es posible una amortización acelerada.

Hace que sea viable la actualización técnica y tecnológica.

La formalización de las operaciones se consigue en un corto plazo de tiempo.

Nos proporciona ventajas fiscales como los gastos deducibles de la parte financiera y de la amortización del bien.

¿Qué posibles inconvenientes del leasing debemos tener en cuenta?

En comparación con otros productos de financiación, su coste es mayor.

No conseguimos la propiedad del hasta la finalización del contrato.

Para conseguir las ventajas fiscales el leasing debe ser sobre bienes muebles e inmuebles (Duración de 2 años para bienes muebles y 10 años para los bienes inmuebles) el fin de este leasing debe tener como objetivo la adquisición final del mueble o inmueble.

préstamo para empresas nuevas

–          Póliza de crédito

La entidad financiera crea una cuenta con la financiación concedida para que el proyecto pueda tener el crédito que necesite en cada circunstancia.

Es habitual utilizarlo para solventar problemas de liquidez a corto plazo.

Deberemos pagar intereses por el capital dispuesto y algo menores por el capital no utilizado.

–          Renting

Suele ser más caro que el Leasing porque incluye los gastos de seguros y mantenimientos, aunque son productos similares, en este caso consiste en el alquiler de un activo.

préstamo para negocios

–          Préstamo bancario

Las 3 tipologías de créditos bancarios que puedes solicitar para financiar tu proyecto son:

  • Préstamos al consumo: Enfocados principalmente a la compra de un bien primordial en nuestro negocio o proyecto. Suelen ser a corto y medio plazo.
  • Préstamos Hipotecarios: se aporta como garantía un bien inmueble o activo de alto valor en la compañía, tienden a ser financiaciones a largo plazo.
  • Préstamos personales: se respaldan con la garantía personal del solicitante. Se tiene en cuenta el historial crediticio, la vinculación con la entidad y el potencial de devolución. Tienden a ser préstamos a corto período.

–          Financiación externa “Crowd”

Existen otras fuentes de financiación alternativas, los modelos de financiación llamados “Crowd”, es una forma de financiación colectiva. Emprendedores necesitados de financiación se ponen en contacto con inversores que quieran apoyar financieramente la empresa.

Existen diferentes plataformas online donde hacer público el emprendimiento o empresa y se solicita la cantidad de dinero necesaria y el beneficio que ganará el posible inversor.

  • Equity crowdfunding: inversión a cambio de acciones de una red de inversores.
  • Crowdfactoring: descuento comercial de una red de inversores.
  • Crowdlending: préstamos de un grupo de inversores
buscar financiacion para empresas

–          Factoring

El factoring es una forma de financiación que permite a las empresas pedir dinero prestado para sus operaciones. Es una alternativa a los préstamos bancarios tradicionales.

El factoring puede ser utilizado por empresas que no tienen suficientes activos para ofrecer como garantía, o por empresas que no pueden obtener un préstamo de un banco debido a su mala calificación crediticia.

Es una alternativa financiera especialmente orientada a Pymes, básicamente es un acuerdo por el que se traspasa el servicio de cobro de las facturas y los créditos a nuestro favor y en contrapartida se obtiene de forma inmediata la liquidez de estas operaciones, aunque se le aplica un descuento acordado previamente.



¿Cómo elegir la mejor financiación para tu empresa?
Smart Consultores Asesoría para empresas

Somos una consultora de negocio y financiación que da soporte a pequeñas y medianas empresas a optimizar su estrategia de financiación. En Smart Consultores optimizamos tu tiempo, analizamos y valoramos qué opciones son más adecuadas para ti y te damos soporte en todo el proceso.

 Nos adaptamos a tu empresa sin importar tamaño ni el sector. Te apoyamos en la búsqueda para encontrar la mejor solución financiera y que se ajuste perfectamente a las necesidades de tu negocio.

Si tienes una pyme y necesitas que te ayudemos a conseguir la mejor financiación para tu empresa o necesitas asesoramiento en el área laboral, fiscal o mercantil, agenda una cita con nosotros y auditaremos la situación actual de tu empresa.